Rafael Ventura | Diez Historias en Steve Jobs (2). Beloved PC 1976-2000
204
post-template-default,single,single-post,postid-204,single-format-quote,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

— Diez Historias en Steve Jobs (2). Beloved PC 1976-2000
La Feria MacWorld ha sido el evento anual más importante relacionado con el mundo de Apple. En la edición de 2001, SJ pronunció la conferencia de apertura y aprovechó para describrir la estrategia que seguiría la compañia y que actualmente aún reconocemos.
Había acabado el año 2000 dejando como legado la conocida crisis de las puntocom. El escenario era dominado por una incertidumbre absoluta y todas las empresas informáticas estaban bajo sospecha. En este contexto, SJ comenzó su discurso dibujando un panorama bastante desalentador para la industria de los ordenadores. Para expresarlo de manera gráfica, en su exposición mostró una diapositiva con la inscripción Beloved PC, 1976-2000 R.I.P., acentuando el carácter negativo del discurso.
Bien, justo a continuación anunció la tercera edad de oro de los ordenadores. Hizo un repaso a las dos anteriores. La primera de ellas se inició en los años 80. Fue la era de la productividad y contempló la generalización del uso de las hojas de cálculo, los procesadores de texto y las impresoras de sobremesa. Este periodo se prolongó durante 15 años y marcó el camino de las empresas de software y hardware.
La segunda edad de oro comenzó a mediados de los años noventa. Internet elevó el valor de los ordenadores que se convirtieron en la puerta de entrada a la red para las personas y una herramienta para rediseñar las formas de hacer negocios para las empresas. 

El nuevo siglo se iniciaba con la tercera edad de oro de los ordenadores. Anunció el comienzo de la era digital, caracterizada por el boom de nuevos dispositivos digitales: teléfonos móviles, reproductores de música, cámaras digitales,…. En este escenario emergente, el ordenador estaba justo en el medio, era el Centro Digital (“Digital Hub”), la plataforma central para todos los dispositivos.
El ordenador mejora todos los dispositivos digitales: cargamos música, editamos imágenes, actualizamos software, realizamos copias de seguridad…

De esta forma, SJ adelantó la estrategia del Centro Digital como la forma de participar en el juego que había elegido Apple. El iMac se desarrolló concebido para aportar valor a aquéllos dispositivos que la gente estaba encantada de poder utilizar. Así, mejora las prestaciones de una cámara digital ya que permite al usuario editar vídeos de una manera sencilla. hace que tu cámara valga diez veces más.Y amplía de manera extraordinaria las posibilidades del iPod o el iPhone.
Ahora nada de esto nos parece un gran invento ya que forma parte de nuestra realidad cotidiana y lo menos detacable de nuestra relación con la informática. Sin embargo, en el año 2001 el ordenador no se concebía como el centro de nuestro estilo de vida. Las aplicaciones que aportaron valor al ordenador en la primera edad de oro de la informática (procesador de textos, hoja de cálculo, editor de presentaciones,…) cedieron paso a aquéllas que facilitaron el inicio de la era digital.
La conferencia en la que anuncia la consideración del ordenador como el centro digital ha supuesto la evidencia más notable de su condición de visionario. No obstante, SJ siempre ha huido de esa visión que existe de él como una persona con cualidades sobresalientes para percibir cambios y nuevas tendencias. En una entrevista publicada por la revista Roling Stones manifestaba: “En realidad no es posible predecir con exactitud lo que ocurrirá, aunque se puede intuir hacia donde nos lleva el camino. Y eso es lo más cerca que se puede estar. Después solo hay que detenerse y salirse del camino, y estas cosas cobran vida por sí mismas”.
Su forma de trabajar en un sector marcado por la incertidumbre y la variabilidad de las condiciones ambientales ha sido buscar vectores que vayan acompasados. ¿Cuáles son las nuevas tecnologías?, y ¿Cuáles están finalizando su existencia?. “Se trata de percibir esos aspectos y observar cómo va a cambiar el futuro, y saber a qué carro queremos subirnos”. Eso fue lo que ocurrió con el puerto USB.   lo inventó y Apple fue una de las primeras en ubicarlo en sus ordenadores. Hoy podemos otorgarle un escaso mérito, pero entonces había que apreciar las potencialidades de algo que no era rápido pero que sólo con conectarlo se podía utilizar y, además, proporcionaba energía a los dispositivos.Curiosamente, años después, el iPad salió al mercado sin puertos USB: Esta decisión, que no gustó a una mayoría de los usuarios, es más fácil de comprender despues de conocer .
PC Newton

De forma parecida, Apple fue pionera en la implementación de la red ,desarrollada por Lucent y Agere.
El mérito de acertar eligiendo los productos y las tecnologías a desarrollar es comparable con el acierto a la hora de decidir a qué tren no te vas a subir. Una de las decisiones más conflictivas que tomó SJ cuando regresó a Apple en 1997, fue la de eliminar el proyecto Newton. Consistía en un PC de mano que había desarrollado la compañia cuando se extendía el uso de las PDA’s. Este tipo de dispositivos disfrutó de una vida muy corta ya que muy pronto aparecerían los teléfonos inteligentes. Por motivos como éste, SJ afirmó que estaba “tan orgulloso de los productos que no hemos fabricado como de los que hemos hecho“. 

No Comments

Post A Comment