Rafael Ventura | Diez historias en Steve Jobs (8). La simplicidad es la complejidad resuelta
198
post-template-default,single,single-post,postid-198,single-format-quote,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

— Diez historias en Steve Jobs (8). La simplicidad es la complejidad resuelta
El Beso, de Constantin Brâncusi

Para Constantin Brâncusi, escultor rumano, “la simplicidad es la complejidad resuelta“. SJ les dijo a los diseñadores del Mac en 1983: “Cuando uno empieza a ver un problema y piensa que es realmente simple, no sabe cuán complejo es el problema en realidad. Una vez que uno se adentra en el problema se da cuenta que es complicado y aparece con todas estas soluciones complicadas. Aquí es donde la mayoría de la gente se detiene, y las soluciones tienden a funcionar por un tiempo. Pero la persona realmente buena, continúa, encuentra el problema fundamental y ofrece una solución dinámica que funcionará a todos los niveles. Eso es lo que debemos hacer con el Mac”. 
La sencillez y la simplicidad son atributos difíciles de alcanzar pero han sido dos máximas en el trabajo de Apple. 
A medida que la tecnología se torna más compleja, el reto es hacerla fácil para el usuario. Si la experiencia del usuario es la referencia, ha de facilitarse el disfrute de la experiencia propuesta. Todo se diseña en base a este objetivo. Está en el diseño del iTunes. También en el diseño del iPod, que no es un aparato que pueda hacer muchas cosas sino que es simple y fácil de usar. Cuando se desarrolla el iPhone hay una condición que debe ser respetada: el móvil debería tener un único botón. Los ingenieros se pasaron semanas argumentando que era imposible fabricar un móvil de un solo botón. SJ no era un experto en tecnología, no sabía cómo se podía fabricar, pero como usuario sabía que lo que le gustaría manejar era un móvil sencillo, intuitivo y con un solo botón.

Un estudio realizado por Elke den Ouden, de la Universidad de Tecnología de Eindhoven, reveló que la mitad de las personas que devolvieron un producto solicitando el reembolso del dinero, tuvieron problemas reales para comprender su manejo. El estudio descubrió que el usuario medio emplea veinte minutos en tratar de hacer funcionar el nuevo dispositivo y más tarde decide su devolución. Se realizó una prueba aún más sorprendente con los directivos de Philips. Se les solicitó que se llevaran a su casa durante un fin de semana una selección de productos de la misma compañía. Un buen número de ellos no consiguieron hacer funcionar los productos de su propia empresa.
Los competidores piensan cuanto más mejor. SJ piensa de manera diferente y queda reflejado en los diseños de Apple. Han recibido los premios más prestigiosos y son los productos que marcan la tendencia. Pero para SJ, el diseño no es la apariencia superficial del producto, no tiene que ver con el color o los detalles estilísticos. Para SJ el diseño tiene que ver con la forma en que funcionan sus productos. El diseño es función y no forma.
En una entrevista publicada en Wired en 1996, SJ dijo” diseño es una palabra extraña. Muchos piensan que diseño es lo que se ve. Pero por supuesto, si se profundiza es lo que funciona. El diseño del Mac no era su carcasa, aunque formaba parte de él. Principalmente, era cómo funcionaba. Para diseñar algo muy bien, tengo que entenderlo. Se requiere una entrega apasionada para realmente entender algo, saborearlo, y no tragárselo rápidamente. La mayoría de las personas no se toma el tiempo necesario para hacer eso”. La vinculación entre diseño y funcionalidad se aprecia en las palabras de Jonathan Ive, al comentar el diseño de las CPU de aluminio de los ordenadores de Apple: “Se aplica un estilo minimalista y simple. Se ve sencillo porque en realidad lo es. Queríamos deshacernos de todo lo que no fuera absolutamente esencial, aunque ese esfuerzo no se viera. Nos remontamos al principio una y otra vez. se convirtió en un ejercicio de reducir y reducir, pero es mas fácil de construir y más fácil para la gente trabajar con él“.
No Comments
  • Víctor
    Posted at 16:53h, 18 noviembre Responder

    Hola!

    La frase "El diseño es función y no forma." me ha encantado y me ha hecho reflexionar. Entiendo que el diseño tiene que estar a las órdenes de la funcionalidad del producto, y no someterse a la ornamentación por la ornamentación.

    Saludos!

  • rafael ventura
    Posted at 18:58h, 18 noviembre Responder

    Hola Victor¡ a mí también me gusta esa frase. No lo interpreto tanto como que el diseño esté subordinado a la funcionalidad(una idea un poco Ikea donde el diseño se subordina a la funcionalidad y a la posibilidad de embalaje en cajas planas) sino que la funcionalidad es parte del diseño. El cómo funcionan las cosas se suma a todos los elementos que nosotros agregamos para tener una determinada concepción del diseño de un objeto.
    Por qué reconocemos un buen diseño en el iPod? Tiene que ver con cómo lo utilizamos y cómo accedemos a las distitnas funciones.
    Saludos.

  • Víctor
    Posted at 20:28h, 18 noviembre Responder

    Hola! Entiendo su aclaración sobre diseño-funcionalidad. Fui un tanto radical al pensar que el diseño tiene que estar a las órdenes de la funcionalidad (Aunque, como usted dice, existan casos un poco por ese camino como Ikea). Entiendo que la funcionalidad no es el todo sino una parte.

    Como usted dice, el reconocimiento del buen diseño del Ipod tiene que ver con cómo lo utlizamos y cómo accedemos a las distintas funciones, aunque también exista una labor en el diseño como tal (líneas simples, percibo cierta elegancia, su delicado grosor, etc.).

    ¡Muchas gracias por su aclaración! Saludos.

Post A Comment