Rafael Ventura | La rebelión de los iguales
240
post-template-default,single,single-post,postid-240,single-format-quote,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

— La rebelión de los iguales

Tapscott y Williams, en el libro “Wikinomics. La nueva economía de las multitudes inteligentes”, formulan un extraordinario análisis sobre las consecuencias en el ámbito económico de las prácticas colaborativas.

Según estos autores, las personas están actualmente participando en la economía como nunca antes lo habían hecho. Esta nueva participación se basa en las nuevas formas de colaboración que están cambiando las maneras de inventar, producir, comercializar y distribuir los bienes y servicios.

Millones de personas colaboran de manera organizada o no para producir bienes y servicios que compiten con los ofrecidos por las empresas más potentes y con mayor financiación del mundo. Denominan “producción entre iguales” a esta nueva forma de producción y creación de valor y describe lo que ocurre cuando masas de personas y empresas colaboran abiertamente para potenciar la innovación.

Para las organizaciones inteligentes la creciente colaboración masiva ofrece enormes posibilidades para organizar sus procesos internos en la organización y para aprovechar el conocimiento de colaboradores externos y mantener relaciones ágiles en ecosistemas muy activos. Las organizaciones abren sus puertas, innovan colaborando con todos, comparten los recursos y aprovechan la capacidad que ofrece la colaboración masiva y las armas de colaboración masiva.

Los términos de masas y multitudes inteligentes accediendo a los medios de producción, protagonizando las formas de innovación, sugieren releer el tratado de Ortega y Gasset “La rebelión de las masas”. Para el filósofo, el advenimiento de las masas al poderío social constituía un fenómeno desequilibrante para una Europa en crisis. ¿Por qué? El motivo señalado es que las masas, por definición, no deben ni pueden dirigir su propia existencia, y menos regentar la sociedad. El protagonismo de la masa genera un escenario donde sólo hay coro y no hay espacio para los protagonistas.

Para Ortega y Gasset, las minorías en una sociedad están formadas por los individuos altamente cualificados. ¿Cómo se forman? A partir de individuos que se separan de la muchedumbre por razones individuales y se vinculan a los demás en una minoría por la coincidencia en no coincidir con los demás.

Hoy las minorías se convierten en multitudes y masas al ser Internet un espacio global. Pero siguen estando formadas por aquéllos que se comportan de manera diferente y utilizan la RED para crear, colaborar y compartir entre iguales. Son multitudes inteligentes que protagonizan la rebelión de los iguales. Un fenómeno que explica las nuevas formas organizativas que aparecen para facilitar los intercambios entre personas y organizaciones.

No Comments
  • Amalio A. Rey
    Posted at 10:54h, 29 noviembre Responder

    Enhorabuena, Rafael, por inaugurar tu blog. Ya sabes, éste es solo el comienzo. Ahora hay que alimentarlo con contenidos interesantes, que estoy seguro serás capaz de difundir. Te seguiré de cerca, compañero…
    un abrazo

  • Jesús Pedrero
    Posted at 11:17h, 29 noviembre Responder

    Enhorabuena y gracias Rafa por aportar tu granito de arena al conocimiento en la red

Post A Comment