Rafael Ventura | Nuevas Competencias y Sistema Educativo
238
post-template-default,single,single-post,postid-238,single-format-quote,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

— Nuevas Competencias y Sistema Educativo

Mañana, sábado día 11 de diciembre, manifestación.
Están convocadas manifestaciones en Madrid, A Coruña, Barcelona, Sevilla, Valencia, Zaragoza, Málaga, Buenos Aires, México DF, Bogotá, Lima, Perú… Aún puede que se sumen nuevas ciudades a esta convocatoria.
¿Quién convoca y por qué? Nada que ver con los controladores. La movilización ha surgido a raíz de la detención del Fundador de Wikileaks, Julian Assange, y se ha promovido desde la web www.freewikileaks.eu.
Lo extraordinario de esta protesta es como ha surgido. Julian Assange resulta detenido el pasado día 7 de diciembre. Al día siguiente, Isacar Marín crea la página web de apoyo a Assange y al día siguiente (ya vamos por el 9 de diciembre) ya existen manifestaciones convocadas por personas de diferentes ciudades.

La siguiente pregunta sería ¿Quién es Isacar Marin y con quién ha contado? Es un chico valenciano de 18 años, estudiante de segundo de Bachiller, y parece ser que ha tenido la ayuda de dos amigos más. Es decir, ninguna estructura organizativa con capacidad de movilizar a sus miembros.  Ningún partido político, sindicato, movimiento religioso… Un movimiento parecido al que ha surgido en otros países. En Inglaterra, un informático de 22 años, se presenta en una entrevista al diario The Guardian, como el portavoz de de un movimiento espontáneo que no tiene portavoz. Coldblood (así se denomina en twitter) se refiere al grupo Anonymous.
Lo que está ocurriendo llevaría a una reflexión sobre el ciberactivismo, la política entre iguales, el cuestionamiento de las grandes jerarquías y su influencia en la población. Sin embargo, teniendo tan reciente el último Informe PISA no he podido evitar pensar en qué competencias estamos midiendo en los jóvenes. 
Casi todas las lecturas son pesimistas sobre los logros de nuestro sistema educativo. Los resultados en lengua o matemáticas son deprimentes. Ante la tentativa de comparar los niveles de conocimiento con los de generaciones pasadas, siempre el diagnóstico es desfavorable a la actual juventud en formación. Sin embargo, un joven de 18 años es capaz de generar movilizaciones en un número elevado de ciudades alrededor de la defensa de la libertad de expresión. ¿Donde se recoge en los resultados del Informe PISA la evaluación de las nuevas competencias que permiten a la población comunicar, crear contenidos, obtener información,… en la RED? La revolución de las Tecnologías de la Información, ¿tiene la dimensión suficiente como para generar cambios en el conjunto de competencias clave? ¿Seguirán siendo las competencias que trata de evaluar el Informe PISA igual de relevantes en el futuro?

No Comments

Post A Comment