Rafael Ventura | Para 2011, defender la alegría
234
post-template-default,single,single-post,postid-234,single-format-quote,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

— Para 2011, defender la alegría

Buen propósito para el nuevo año. Todo lo que recoge Mario Benedetti en su poema «Defender la alegría»:

Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas
defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos
defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica y los paros cardiacos
de las endemias y las academias
defender la alegría como un destino
defenderla del fuego y de los bomberos
de los suicidas y los homicidas
de las vacaciones y del agobio
de la obligación de estar alegres
defender la alegría como una certeza
defenderla del óxido y la roña
de la famosa pátina del tiempo
del relente y del oportunismo
de los proxenetas de la risa
defender la alegría como un derecho
defenderla de dios y del invierno
de las mayúsculas y de la muerte
de los apellidos y las lástimas
del azar
                  y también de la alegría

No Comments
  • Anónimo
    Posted at 18:42h, 30 diciembre Responder

    Sí, señor! Lo suscribo!

  • Anónimo
    Posted at 18:43h, 30 diciembre Responder

    Grande, el maestro Benedetti. Más oportuno imposible!

Post A Comment